Violencia Sexual

¿Has sufrido una agresión sexual?

Cualquier contacto sexual sin tu consentimiento activo es un asalto y, por lo tanto, un crimen. Esto incluye penetración vaginal, oral o anal, tocamientos, besos…

Tu consentimiento debe ser activo. No se considera un consentimiento activo si has bebido demasiado o has consumido una droga, si el acto en sí no ha sido deseado por ti es un crimen.

Por supuesto, debes denunciarlo a la policía. Para emergencias, llama al 999 o 112. Llama a la policía local al 101 si no es un caso urgente.

Si no estás preparada para ir a la policía, puedes ir al Sexual Assault Referral Centres (SARCs), donde te darán asistencia médica (ETS y embarazos), psicológica y pueden hacerte un examen forense para buscar pruebas del abuso sufrido. Puedes encontrar el más cercano usando este enlace.

Otros Números a los que puedes llamar:

Free 24 Hour National Domestic Violence Helpline

0800 2000 247*

  • Independent Choices – Domestic Abuse Helpline – 0161 636 7525  (De 10:00 a 16:00)
  • National Sexual Violence Helpline Freephone – 0808 802 9999*
    (De 12:00 a 14:30 y de 19:00 a 21:30 los 365 días del año)
  • Broken Rainbow Helpline: 0845 122 8609
  • Men’s Advice Line – 0808 801 0327

* Gratis desde fijos o móviles operados por 3, O2, Virgin, Vodafone y EE.

Si la agresión sexual ocurre en tu trabajo

El acoso sexual laboral viola tu dignidad, te hace sentir intimidada, degradada y/o humillada creando una atmósfera hostil u ofensiva tal y como se recoge aquí. :

Puede ocurrir en la forma de chistes o comentarios sexuales, tocamientos o insinuaciones sexuales o poniendo a la vista imágenes, vídeos o dibujos de naturaleza sexual.

Por ejemplo, si tu jefe tiene un calendario de mujeres en topless que tú consideras ofensivo y él se niega a quitarlo, es considerado un delito de abuso sexual.

¿Qué puedes hacer si sufres el abuso por parte de un compañero? (si es por parte de un superior ve al punto 2):

  1. Comunícaselo a tu superior inmediato por escrito (email o carta) y éste deberá tomar medidas para remediar esa situación de abuso.
  2. Si no se toman medidas al respecto o el acoso viene por parte de un superior, dirígete a la oficina de Recursos Humanos de tu empresa o sindicato, ellos te dirán qué puedes hacer.
  3. Escribe cada vez que lo hace, como un diario de agresiones, te puede servir de prueba (en casi todas partes hay sistema de videovigilancia [CCTV]).
  4. Si dicho compañero no cesa en su comportamiento tendrás que hacer una queja formal (grievance complaint) en el departamento de Recursos Humanos  de tu empresa o en tu sindicato. Ellos te ayudarán a completarla.

Debes saber que si te tratan peor por haberte quejado, es considerado también abuso sexual y también se puede formalizar como agravante.
En caso de dudas o inseguridades ante tu situación, hay también un organismo de ayuda que te pueden incluso asesorar legalmente (mira esta sección).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *